Qué es y cómo tratarla

Ansiedad

La ansiedad es una respuesta biológica que nos permite estar preparados ante una amenaza. Es un mecanismo adaptativo que nos prepara física y psicológicamente para dar respuesta a un peligro potencial.

La ansiedad puede pasar de ser una aliada, una valiosa brújula en situaciones exigentes o de peligro, a convertirse en un problema, al transformarse en un estado de alerta y nerviosismo que nos bloquea y paraliza.
Las personas que tienen problemas de ansiedad pueden experimentar diversos síntomas que pueden agravarse y cronificar hasta ser muy perturbadores:

inquietud y preocupación constante

miedos frecuentes

sentimientos de bloqueo o desbordamiento

problemas de sueño

ira, agresividad

descontrol de impulsos (comida, drogas, sexo, etc.)

Cuando la ansiedad nos produce problemas es necesario acudir a un psicólogo
La ansiedad puede aparecer en momentos puntuales o como un estado que se mantiene en el tiempo. A veces la persona no entiende qué desencadena su ansiedad, pero siempre tiene sentido en cada historia de vida. Unas veces está relacionada con conflictos internos y otras puede ser el resultado de circunstancias que sentimos que nos superan.
CÓMO TRATAMOS LA ANSIEDAD

Realizamos una valoración individualizada que nos permite entender porqué la persona ha llegado a desarrollar problemas de ansiedad.

Proporcionamos herramientas para el manejo de la ansiedad, sin perder de vista la intervención sobre las causas más profundas de los problemas de ansiedad.

Trabajamos desde una perspectiva integradora, abordando la complejidad del sufrimiento desde diferentes perspectivas y herramientas de eficacia probada.

Nuestros principales objetivos en el tratamiento de la ansiedad son:

Aprender a aliviar los síntomas asociados a la ansiedad

Comprender el origen de la ansiedad

Superar o mitigar las causas de la ansiedad

Trabajar con el miedo a nuevas crisis de ansiedad - ataque de pánico

Prevenir que en el futuro haya recaídas

Algunos testimonios de personas que nos han consultado:
España es el país de Europa que más ansiolíticos consume y el segundo del mundo. Pero la medicación sólo tapa los síntomas, y es necesario un tratamiento psicológico para superarla.