Psicoterapia

evaluación, diagnóstico y tratamiento de problemas clínicos como depresión, ansiedad, adicciones, estrés postraumático, ataques de pánico, trastornos de la alimentación, etc.

Evaluación, diagnóstico y tratamiento de trastornos psicológicos. Acompañamos y ayudamos a personas que atraviesan situaciones difíciles.

Ansiedad, estrés, ataques de pánico, burnout

Problemas para dormir, trastornos del sueño

Ansiedad social

Tristeza, desesperanza, depresión

Agresividad, ira, control de impulsos

Angustia, miedos, fobias

Baja o mala autoestima

Dificultades en las relaciones, codependencia, relaciones tóxicas

Trauma, estrés postraumático

Hay diferentes situaciones y personas, y diferentes tipos de terapia:
PSICOTERAPIA BREVE Y FOCALIZADA
En ocasiones es necesario un trabajo de corta duración centrado en aspectos específicos:

a veces es un síntoma, como una baja autoestima, estrés o síntomas de ansiedad

otras veces se trata de un deseo de desarrollar nuestras habilidades

o explorar una relación personal en la que estamos atascados

o disponer de un apoyo y acompañamiento en una situación difícil

Se suele trabajar desde la situación presente, en el “aquí y ahora” de lo que está sucediendo, desde una visión global del problema y orientados por objetivos claros y concretos.
PSICOTERAPIA PROFUNDA
A veces también es necesario entender los motivos que nos hacen actuar de una determinada manera. Anticipar negativamente el futuro, no poder confiar en otros, o ciertas reacciones que tenemos y nos gustaría cambiar.
Entender cómo ha evolucionado una situación hasta llegar a ser la de hoy. O analizar por qué nos bloquea ese futuro que imaginamos.
Curar definitivamente las heridas del pasado que siguen afectándonos.
¿Cuándo es necesaria una psicoterapia?
Algunas situaciones pueden generarnos una situación de bloqueo, sin energías o recursos para reaccionar

estrés prolongado

enfermedad

proyectos fallidos

relaciones tóxicas

pérdidas

separaciones, rupturas

ataques de ansiedad o pánico

cuidar de alguien de forma prolongada

A veces sentimos un malestar con nuestra forma de ser o actuar
Otras veces no sabemos muy bien qué nos pasa o cómo explicarlo,

pero sabemos que necesitamos un cambio

Una terapia implica re-pensar lo que está ocurriendo, así como el “papel” que jugamos en ello. Y desarrollar herramientas y estrategias para fomentar los cambios que sean necesarios.