Los 6 tipos de personas víricas

gas-mask-98600_640Como ya dijimos en nuestro anterior post, las personas víricas son aquellas que van inoculando como un virus sus estados negativos a los que le rodean.

Como no todas las personas víricas o tóxicas actúan de la misma manera, aquí os dejamos una breve descripción de los tipos mas “básicos” de personas víricas:

  1. Vírico egocéntrico: Es pedigüeño por antonomasia. Es aquel que siempre exige del otro una total y absoluta disponibilidad hacia su persona, y que por supuesto jamás es recíproca, y si lo es, siempre lo será a cambio de algo. Son tipos muy hábiles con el chantaje emocional que utilizan de forma feroz cuando no ven cumplidas sus exigencias y expectativas. Estos individuos son los que contagian el virus “sé que se está aprovechando de mi y me resigno”.
  2. Vírico llorón: No son personas con un cuadro depresivo, simplemente son personas victimistas que echan la culpa de todos sus males al otro, al mundo o al universo sin realizar jamás un ejercicio de auto crítica.  Son personas que solo cuentan la parte mala de sus experiencias, que se menosprecian a sí mismos, y se muestran apáticas y decaídas. Se sienten maltratas por la vida y  que han aprendido a utilizar de forma magistral la queja como herramienta para llamar la atención del otro.
    Pero todo este elenco de emociones es mostrado solo a una persona en concreto, es decir, a ti, porque el vírico llorón disfruta de la vida como todo el mundo pero no delante tuya.
    Estas personas transmiten el virus “tristeza, frustración y apatía”.
  3. Vírico Atila: Viven su vida a través de los otros ya que consideran la suya como frustrante, insulsa y sin sentido como para hablar de ella,  y de paso destrozan todo los que les rodea pues consideran al otro, al entorno, siempre como un rival. Estos individuos contagian “la desesperanza, la vergüenza,  e incluso culpa y el remordimiento cuando compartimos con ellos la critica“.
  4. Vírico iracundo: Son resentidos y viven en un continuo ataque de ira, siempre ven la mala intención en el otro, están en el mundo como si el mundo les debiera constantemente algo y los demás quisieran algo de ellos. No soportan que a los otros les vaya bien o tengan suerte porque eso les hace sentir más miserables, por eso nunca hablan de forma positiva de nadie ni reconocen el esfuerzo personal. Con estos nos contagiaremos del virus de “la impotencia y ansiedad”.
  5.  Vírico anti-emprendimiento: ¿Nunca te ha ocurrido, qué  al contar un proyecto de futuro a alguien éste lo único que ve es un horizonte gris y desdibujado? Estas personas solo te dirán lo malo de arriesgarse, lo malo de empezar un proyecto nuevo, lo malo de ser creativo. Solo sacarán los puntos negativos de cualquiera de tus proyectos o los menospreciarán diciendo que ellos hicieron algo mejor y que lo tuyo no es para tanto, ni para sentirse tan orgulloso. Estos nos contagian de “negatividad y frustración”
  6. Víricos Anibal Leckter: No es necesario ser un asesino en serie como el famoso protagonista de la película “El silencio de los corderos” para ser un psicópata. Psicópata es todo aquel que infringe daño sin sentir el menor remordimiento y por desgracia, de estos hay muchos. Son los que faltan al respeto, humillan sin piedad, amenazan, y  te machacan la autoestima sin motivo aparente o incluso llegan a pegarte. Estas personas inoculan “el miedo y el odio”, virus ambos muy contagiosos y difíciles de erradicar.

Muchas veces, al hilo de una terapia o un proceso de coaching, se identifican alrededor de nuestros clientes algunas de estas personas, claramente ejerciendo una mala influencia a su alrededor y generando malestar. A veces, para alcanzar nuestras metas conviene saber alejarse o neutralizar a estas personas.

Un libro sobre el tema:“Gente Tóxica” de Bernardo Stamateas

Monica Lamberti
megustaloquehago@gmail.com
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.