Psicólogo Madrid

es parte de PAIDEIA

Creatividad e improvisación

improvisación

La improvisación es el arte de dejar fluir las emociones por el alma durante un  espacio de tiempo

Así definiríamos la improvisación en la escena teatral, pero ¿podemos utilizar este recurso para nuestra vida diaria?

La esencia de la creatividad está en la improvisación, es decir no se puede concebir el hecho creativo sin un componente de improvisación como búsqueda subjetiva de elementos creativos, pero esa búsqueda solo la podemos realizar si nos permitimos ser espontáneos y jugar en el más literal e infantil sentido de la palabra. Jugar es explorar, es conocimiento, experiencia, encuentro dentro de un espacio no invadido por el pensamiento ni por los valores aprendidos.

Jugamos e improvisamos para crear nuestra realidad, nuestro campo de juego, pero eso solo nos lo permitimos en la infancia. La llegada de la madurez, las responsabilidades y un estricto racionamiento del tiempo, frustran todo intento de actuar de un modo espontáneo e improvisado.

De todos es sabido que un bebé ríe más que un niño, o que un adolescente, y ni que decir tiene que un adulto. Un bebé cuenta con un basto espacio de experimentación sensorial y emocional, que va construyendo su personalidad. Pretender recuperar esa espontaneidad y capacidad de  asombro de adultos es más que imposible, pero sí podemos abrir ventanas, por pequeñas que sean, a espacios donde lo espontáneo, no reglado, lo improvisado tenga cabida y nos conecten con la alegría interna.

Para ello solo necesitamos: tiempo y apagar el interruptor del pensamiento y la auto crítica, para fluir en la intensa experiencia de hacer algo que nos llena de verdad y multiplica nuestras capacidades de experimentación y creación.

Al potenciar nuestra capacidad de experimentación, de improvisación estamos incrementando de manera considerable nuestra adaptabilidad a los cambios, y por consiguiente nos volvemos más flexibles y conectados.

Recuperar estas cualidades no solo es beneficioso para nosotros mismos, si no que como todo cambio, como toda adaptación, repercutirá en el otro llegando hasta nuestro ámbito laboral y generando nuevas habilidades y conexiones neuronales.

¿Cómo hacer de la improvisación una herramienta y no un caos?

Eso lo veremos en nuestro próximo post.

 

 

 

Monica Lamberti
megustaloquehago@gmail.com
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.