Psicología en Madrid

es parte de PAIDEIA

 

¿Tienes 15 minutos para relajarte? Aquí tienes un sencillo ejercicio que te ayudará a sentirte mejor.

Todos y todas tenemos de vez en cuando la necesidad de relajarnos pero no siempre encontramos tiempo para hacerlo. Hoy os propongo un sencillo ejercicio de mindfulness con el que podréis relajaros en 15 minutos.

He llamado a este ejercicio Paseo Consciente, ya que combina un hecho tan sencillo como pasear con el mindfulness.

Antes de desarrollar el ejercicio quiero detenerme a enumerar varios de los múltiples beneficios que tiene pasear tanto para nuestro cuerpo como para nuestra mente. Y lo mejor es que es un tipo de ejercicio asequible y fácil de hacer. La mayor parte de nosotros tenemos posibilidad de dar un paseo en nuestro día a día.

Veamos algunos de los beneficios que nos aporta pasear:

  • Cuando paseamos nos ejercitamos.
  • Mejora nuestras funciones cognitivas.
  • Mejora el estado de ánimo.
  • Ayuda a reducir la ansiedad y el estrés.
  • Contribuye a nuestra salud cardiovascular.
  • Previene la osteoporosis.
  • Ayuda a bajar de peso.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Ayuda a dormir mejor.
  • Ayuda a tener un buen tránsito intestinal.

Si a pasear le agregamos una actitud mindfulness multiplicamos sus beneficios y conseguiremos relajarnos a un nivel profundo. Vayamos pues entonces al paseo consciente:

Para el paseo consciente bastan 15 minutos, aunque se puede hacer tanto tiempo como queráis.

El primer paso es tan sencillo como salir a la calle y dar un paseo al ritmo que queráis (podéis hacerlo a ritmo más rápido o más lento según prefiráis hacerlo ese día).

Para que el paseo sea consciente tenéis que conectar con el aquí y el ahora, es decir, con lo que ocurre tanto a vuestro alrededor como dentro de vosotros durante el paseo.

Para mantener una actitud mindfulness, durante el paseo focalizaros en mirar los árboles, sus hojas, sus frutos,…Observar a las personas que os rodean, su ropa, qué hacen,…dirigir vuestra mirada hacia los escaparates, su decoración, los objetos que albergan, las luces,…En definitiva observar, sin juzgar, todo aquello que os rodea.

Pararos también a percibir los estímulos que están presentes en el momento del paseo, lo olores, los sonidos, la temperatura, los colores,…

Y conectar con lo que ocurre dentro de vosotros durante el paseo. Observar cómo vuestro cuerpo se va relajando, cómo se va relajando vuestra mente, respirar profundamente y sentir el aire que fluye dentro de vosotros, observar vuestro cuerpo moviéndose al andar, la energía que fluye dentro de vosotros,…

Con estos quince minutos de paseo consciente podréis relajaros, practicar el “aquí y ahora” focalizando vuestra atención en lo que ocurre en ese momento y alejar durante un rato el estrés.

Ahora sólo queda ponerlo en marcha, ¿cómo os sentís haciendo el paseo consciente? Espero que disfrutéis de sus beneficios :)

Andrea Navarrete
andrea.navarrete@psicologiaenmadrid.es

Psicóloga en Madrid, psicoterapeuta, psicóloga infantil, coach, coordinadora del área de coaching y orientación laboral, y directora del área de clínica del trauma.Pulsa para ampliar información.

No Comments

Post A Comment