Psicólogo Madrid

es parte de PAIDEIA

sanidad Tag

El siguiente reportaje de TVE resume la polémica generada en torno a la decisión de Sanidad de regular la homeopatía. Para muchos, la polémica, más allá de cuestiones epistemológicas, radica en el trato diferencial que se dará a estos productos (algunos se resisten a llamarlos medicamentos, pese a una normativa europea que llama a su regularización como tales) ya que parece que no estarán en principio obligados a los mismos procedimientos de verificación de seguridad y eficacia que los convencionales o alopáticos, y que resumiendo, se basan en tener más efectividad que un placebo. Para muchos, y para el último informe de sanidad de 2011, la efectividad de la homeopatía termina ahí mismo, en el efecto placebo (el conjunto de efectos positivos que aparecen tras una intervención terapéutica y que no se deben a los efectos específicos de dicha intervención). En el Reino Unido se retiró de su sanidad y le quitó el rango de medicamento en 2010 tras un informe similar. La comunidad científica ha puesto el grito en el cielo (en twitter y en la web, ver #NoSinEvidencia), pero lo cierto es que la evidencia, o los ensayos clínicos que se le exigen a la homeopatía, distan de ser perfectos, o transparentes, y tampoco han podido evitar estafas millonarias en múltiples países como la del Tamiflú hace muy poco. Y los medicamentos "de verdad" tienen la manía de tener además muchos efectos secundarios...

La endometriosis es conocida como la enfermedad del silencio, a pesar de que la sufren más de 170 millones de mujeres en el mundo. Las que han decidido ponerse delante de la cámara en este documental cuentan la historia  común de sus vidas, ligada a la enfermedad, al sufrimiento y a la incomprensión (y añadiríamos, en estos tiempos de recortes, a la indefensión y desatención médica). Una enfermedad desconocida durante décadas, invalidante como pocas, crónica y con unas devastadoras consecuencias en la fertilidad y vida de la mujer. El desconocimiento clínico y la escasez de recursos dirigidos a la investigación sobre las causas y el tratamiento no han sido prioritarios, a pesar de que el número de afectadas crece considerablemente. Sin duda una causa que debería unir a muchas mujeres y por algunas de las posibles causas, una cuestión de salud pública. El estilo de vida moderno, la vida en las metrópolis, el estrés y la ansiedad, el descenso de la natalidad o la contaminación ambiental que ha inundado de estrógenos casi todo son algunas de las causas que se barajan tras ésta incomprendida y desconocida dolencia...