Neuropsicología

Científicos suizos han estudiado un efecto activador de la luna sobre nuestro sueño. El ciclo lunar modula en cierta forma nuestro sueño y los niveles de melatonina. A medida que se acerca la luna llena parece que hay una tendencia (también en los humanos) a mantenerse más alerta, tardar más en dormirse y descansar peor. Esta semana, debería ser buena en ese sentido. :.. La luna llena es capaz de quitar el sueño a los seres humanos, mientras que algunas fases afectan a su calidad, según han podido establecer científicos suizos. Anteriormente se creía que solo algunos animales sufren del fenómeno conocido como 'ritmo circalunar'. Consiste en que incluso en ausencia de la luz de la Luna, los seres vivos duermen menos profundamente y por períodos más cortos durante luna llena que en otras fases lunares. Los investigadores de la Universidad de Basilea, en Suiza, han podido demostrar este fenómeno en los seres humanos. Para realizar el estudio, los científicos medían los patrones de actividad cerebral, los movimientos oculares y la secreción de diferentes hormonas de 33 voluntarios mientras dormían. Al despertarse, los participantes contaban cómo evaluaban la calidad de su sueño. Como subraya el jefe del equipo, Christian Cajochen, su grupo ha conseguido analizar los ritmos internos del cuerpo de forma independiente de influencias externas. Los resultados, publicados en la revista 'Current Biology', muestran que con la luna llena, la actividad cerebral relacionada con el sueño profundo disminuyó en un 30%. Es más, los voluntarios necesitaban cinco minutos más para dormirse, dormían 20 minutos menos y generaban niveles generales...

Estamos en la recta final del curso y por estas fechas me consultan mucho como psicologo infantil sobre el apoyo escolar y las técnicas de estudio. Os acercamos a las variables que influyen en conseguir estudiar bien, ¡ánimo con los exámenes!: Lugar de estudio: ¿reúne las condiciones apropiadas? Ruido, iluminación, muebles, orden, elementos distractores, etc. Conocer el plan de estudios y los contenidos de las asignaturas. Conocer los métodos de evaluación. Saber en qué se relacionan las asignaturas. Material de estudio: Reunir todo el material necesario y organizarlo. Fijar tiempos de estudio y tiempos de descanso: Cada hora de estudio (u hora y media) realizar un descanso de 10-15 min. Llevar una buena alimentación: Horarios de comidas regulares; no abusar de las sustancias excitantes; no realizar comidas pesadas; ingerir una cantidad apropiada de proteínas y vitaminas. Realizar actividad física. Dormir bien. Atender a nuestro estado de ánimo: la depresion, ansiedad, baja autoestima, ansiedad ante los examenes, problemas en las relaciones sociales...

La música clásica tiene un enorme poder trasnformador y motivador. Os dejamos una interesante charla de motivación, un momento para escuchar y aprender algo sobre música clásica, no desde la teoría: experimentándola y dejándola entrar dentro de nosotros, hacia las emociones, para dejar que desde ahí, emerja nuestra fuerza. https://www.youtube.com/watch?v=d-7GrKiVVfc Benjamin Zender, con los “ojos brillantes”, es un ejemplo de transmisión de una pasión, en su caso, la música. Y a ti, ¿qué te apasiona?, quizá aún no lo hayas encontrado o no lo hayas detectado, pero ese motor está ahí. A veces pararnos y permitirnos sentir nos da muchas pistas sobre lo que “nos pone los ojos brillantes”....

Me di cuenta que, antes de comenzar cualquier tipo de explicación sobre el procedimiento (solicitud, la documentación, los plazos…) tenía que empezar desde lo más básico, explicarle qué significaba la discapacidad, la dependencia

Nuestra asesora en temas de trabajo social, Soledad Mate, aclara términos que habitualmente no suelen ser explicados, pese a que estemos acostumbrados a escucharlos en el día a día.

Si soy discapacitado... ¿Soy también dependiente? Aclaración de conceptos para poder solicitar ayudas y prestaciones eficientemente.

"Una tarde en Servicios Sociales se presentó un caso habitual: una mujer de mediana edad acudía llena de papeles, solicitudes y con mil dudas reflejadas en su cara que luego se plasmaron en la conversación posterior.

María venía para solicitar ayudas sociales para su madre, ya mayor, que vive sola y comienza a tener necesidades de atención y de ayuda para las actividades de la vida diaria.

La frase que me hizo pensar en realizar un artículo como éste, fue la que me planteó María: “…. Bueno, ya sabes, mi madre, ya mayor, no puede bajar las escaleras, ni limpiar los altos… ella no quiere ayuda, pero yo creo que sería bueno que le ayudasen… ya casi no ve y le duelen las rodillas… y bueno….. No es que sea una excusa, pero vivo lejos, tengo mi trabajo, acabo de separarme y no tengo mucho tiempo… tengo que cuidar a mis hijos…. Por eso quería solicitar la ayuda de las personas mayores de la asistenta de la casa para las personas minusválidas que hay dentro de la ley de dependencia…”

Me di cuenta que, antes de comenzar cualquier tipo de explicación sobre el procedimiento (solicitud, la documentación, los plazos…) tenía que empezar desde lo más básico, explicarle qué significaba la discapacidad, la dependencia… Era esencial este punto para que María supiera qué estaba solicitando y porqué.

Nuestra compañera Ainara ha publicado un artículo sobre el deterioro cognitivo en personas mayores. Dentro del continuo, entre el envejecimiento normal y patológico existe el “deterioro cognitivo leve”, como declive  cognitivo intermedio. Conocer el momento de transición entre el envejecimiento normal y las primeras fases del desarrollo de una demencia es fundamental para la detección precoz. En este sentido uno de los objetivos de las investigaciones actuales es la relación entre el deterioro cognitivo leve (DCL) y la enfermedad de Alzheimer (EA) u otras demencias. El DCL anteriormente denominado “olvido benigno de la senescencia”, fue descrito por Kral (1958) como un cuadro de pérdida de memoria que no progresaba hacia ningún tipo de deterioro, comprobado a lo largo de un periodo de seguimiento de cuatro años. Posteriormente fue llamado “deterioro de la memoria asociado a la edad”, y finalmente en 1999 Peterson introdujo la nomenclatura de deterioro cognitivo leve. El DCL es un deterioro leve que incluye quejas de memoria, objetivación de los fallos de memoria, funcionamiento cognitivo general normal, actividades de la vida diaria intactas y ausencia de criterios de demencia (Petersen, 2001). No obstante, el DCL es una entidad heterogénea en la que la mayoría de los casos a corto plazo, no deriva a EA (el 44% de los pacientes diagnosticados revierte a la normalidad). Sin embargo, si se realiza un seguimiento a lo largo de dos años, un 30 % de los DCL presenta EA. Por lo tanto, si se hace un seguimiento a medio plazo el DCL puede ser indicio de...