Psicología en Madrid

es parte de PAIDEIA

Neuropsicología

Cuando dejamos de entender el corazón como una válvula o una víscera, y por ahí van los tiros de la ciencia moderna, el corazón cobra conciencia y se transforma en el primer  canal de información de nuestro cuerpo, antes que el cerebro. La matemática Anne Marie Marquier es una de las muchas voces que se alzan hoy en día para reivindicar, probar y demostrar que el corazón es en si mismo un sistema nervioso autónomo con más de 40.000 neuronas, que cuenta con una intrincada red de neurotransmisores, hormonas, proteínas y células, lo que lo convierte en un órgano con capacidad de pensar y actuar al margen de las ordenes del cerebro, pudiendo desde aprender, recordar y percibir. Estas capacidades o cualidades del corazón son debidas a cuatro tipo de conexiones distintas que realizan el corazón y el cerebro y que van desde las puramente neurológicas, bioquímicas, biofísicas y energéticas.La primera conexión entre el corazón y el cerebro es neurológica. Aunque nos resulte raro, el corazón envía mas datos al cerebro de los que recibe, convirtiéndolo en el único órgano del cuerpo con autonomía para inhibir o activar determinadas partes del cerebro influyendo de este modo en nuestra percepción de la realidad. Una segunda conexión se realiza a nivel bioquímico. El corazón el encargado de producir el péptido natriurétrico auricular  ANF, hormona fundamental para garantizar  la homeostasis del cuerpo. Pero el péptido ANF  no se detiene ahí ya que uno de sus efectos es inhibir la producción de la hormona del estrés...

Sobre todo, en un día como hoy, hay que tener en cuenta que cada persona, cada caso, es diferente y único. Y que normalmente, tras toda persona dependiente, hay una historia de cuidadores.[caption id="" align="aligncenter" width="540"] Incidencia de Alzheimer en el mundo[/caption][caption id="" align="aligncenter" width="671"] Decálogo del cuidador de Alzheimer[/caption]
 Y una historia, y más datos de cuidadores, vía el ciudadan@s, del diario Publico.

“Yo sé lo que quiere cada vez que me mira”

Como casi siempre, se dispone a pedir el desayuno con la leve resignación de pensar que el camarero no le está prestando atención entre el murmullo y las prisas de la barra. !Oiga, cuando pueda!, insiste, a pesar de que sabe que, sin preguntar qué quiere, le llevará dos tazas de café y dos tostadas como lleva haciendo día tras día, salvo los fines de semana, claro. Vuelve a la mesa, la del fondo, la de la esquina de siempre, con ese ávido movimiento de los brazos sosteniendo el bastón, desafiando los tres taburetes que los separan, y donde ella lo espera. Cuando llegan los cafés, y él se cerciora de que la taza de su compañera está templada, tal y como siempre le repite al camarero, le acerca una servilleta y no da el primer sorbo hasta  ver que su compañera se dispone a ello. Entonces acaricia la taza de café, la moldea con fuerza. Hay que recoger la ropa tendida cuando lleguemos a casa, dice ella mientras trocea el pan y lo miga en el café. Él le pasa otra servilleta, como quien no ha escuchado la conocida retahíla. Hoy no hemos tendido nada, le contesta. Pero termínate el café, mujer, le insiste cuando ella se queda pensativa, acariciando la taza. El arco de sus ojos se insinúa, y  prosigue mojando en el café, convencida de que habrá que recoger la ropa cuando llegue a casa.

Algunos grupos terapéuticos siguen siendo de los más recetados y con un abordaje principalmente farmacológico. Hacen falta más psicólogos, más psicoterapia.(vía) Sano y Salvo...

18 de marzo día de la narcolepsia, un día para recordarnos esta enfermedad rara que complica muchísimo el día a día y que  también nos recuerda la estafa producida con la vacuna de la gripe A, que se ha relacionado con el aumento de casos de narcolepsia.
La narcolepsia es un trastorno del sueño, de carácter crónico de origen neurológico y reconocido desde hace muy poco por algunos investigadores como autoinmune. Caracterizada por excesiva somnolencia diurna y manifestaciones anormales del sueño REM. Es una enfermedad rara y tiene una frecuencia baja. Su causa se debe a la destrucción de un grupo de neuronas que producen el neurotransmisor hipocreatina, que se encarga de mantener el estado de vigilia.narcolepsiaLos síntomas fundamentales de la narcolepsia son la somnolencia excesiva y la cataplejía, aunque puede ser frecuente la aparición de parálisis del sueño y alucinaciones:Somnolencia excesiva. Sienten necesidad irresistible de dormir unos minutos, especialmente en ambientes monótonos que favorecen la relajación durante el día. Cataplejía o cataplexia. Consiste en episodios súbitos y generalmente breves de pérdida bilateral del tono muscular durante la vigilia. La mayoría de las veces ocurre en relación a emociones (con un susto, al reírse etc). Cuando sucede, la hipotonía o flacidez muscular hace que la persona se caiga repentinamente.En ocasiones puede haber parálisis del sueño, sintiendo incapacidad para hablar o moverse durante aproximadamente un minuto al quedarse dormido o al despertar.Alucinaciones. Pueden experimentar los sueños como reales antes de quedarse dormidos (alucinaciones hipnagógicas) o al despertar (alucinaciones hipnopómpicas).[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=JJmcZW0lFAg]La narcolepsia ha generado polémica por nuevos casos producidos en los últimos años en diferentes países, relacionándolos con la vacuna del virus de la gripe H1N1 o gripe A. Pandemrix es el nombre de la vacuna, una de las aprobadas por la Comisión Europea en septiembre de 2009 por recomendación de Agencia de Medicinas Europea. La vacuna se aprobó para usarla sólo cuando la falsa pandemia H1N1 fue oficialmente declarada por Organización Mundial de la Salud (OMS). A continuación el siguiente resumen explica algunos acontecimientos importantes en relación a esta vacuna: