Alimentación

Cuando nos encontramos tristes, con el ánimo bajo o con depresión tendemos a dejar de hacer las cosas que antes nos hacían disfrutar y que nos relajaban. Muy a menudo esto ocurre porque cuando nos encontramos deprimidos sentimos que las cosas que antes nos gustaban ahora ya no nos producen placer, por lo que perdemos la motivación y la ilusión por hacerlas.
practicar ejercicio regularmente puede ser útil para aliviar los síntomas de la depresión  porque mejora la producción de hormonas y neurotransmisores
Por otra parte cuando estamos tristes o con depresión parece que nos falta la energía que antes teníamos y hasta lo más cotidiano puede resultarnos fatigoso. De repente nos encontramos con que preferimos estar tumbados en la cama a salir a dar un paseo al sol, cuando antes éramos personas más activas. [embed]https://www.flickr.com/photos/sleepeverywhere/12482080443[/embed]

home_edcCampaña europea contra el uso generalizado de disruptores endocrinos químicos como el Bisfenol-A.

Los disruptores endocrinos son sustancias químicas capaces de alterar el sistema hormonal, tanto en seres humanos como en animales, responsable de múltiples funciones vitales como el crecimiento o al desarrollo sexual. Al imitar o alterar el efecto de las hormonas, los disruptores endocrinos pueden enviar mensajes confusos al organismo ocasionando diversas disfunciones. Todos estamos expuestos a sustancias químicas que pueden alterar nuestro sistema hormonal y causar numerosos problemas de salud.
[caption id="attachment_9814" align="aligncenter" width="500"]Agua embotellada http://www.flickr.com/photos/librariesrock/[/caption]

Las botellas de plástico siguen siendo parte del equipamiento básico para el verano. Sin embargo, aunque pueda parecer lo más ecológico ¿puede ser perjudicial la reutilización después de usarlas?

La mayor parte de los plásticos están hechos de cadenas de moléculas de hidrocarbono construidas a partir de bloques más simples llamados monomeros. Cuando los plásticos se degradan liberan pequeñas cantidades de químicos y otros ingredientes. Todo este proceso de degradación sucede más rápido cuando el plástico se calienta, como cuando nos dejamos la botella de agua al sol en el coche o cada vez que introducimos en el microondas envases plásticos con esa sensación de duda. Por eso se suele decir que es mejor lavar los plásticos con agua fría antes de reutilizarlos, si bien reduce la efectividad del lavado, que es lo que realmente acaba con las bacterias, principal riesgo aceptado de los plásticos. En cualquier caso, todo esto ya de por si genera dudas de si lo que compramos como agua mineral podría no ser precisamente ese agua pura de manantial que imaginamos. Sobre uno de los componentes más frecuentemente encontrados, el Bisfenol-A, los científicos recomiendan más restricciones en las conclusiones del XII Congreso Español de Salud Ambiental celebrado en Granada, y hay una campaña de recogida de firmas en marcha para su prohibición en alimentación. Canadá ya lo ha hecho, y muchos países lo están estudiando. Por si no fuera suficiente, en Australia han encontrado sustancias adicionales: