Psicología en Madrid

es parte de PAIDEIA

Psicología, psicoterapia, autoconocimiento, coaching, antropología, filosofía, arte...

Blog & Recursos

Aportaciones para la comprensión del Ser humano y el autoconocimiento de uno mismo

Todos y todas tenemos de vez en cuando la necesidad de relajarnos pero no siempre encontramos tiempo para hacerlo. Hoy os propongo un sencillo ejercicio de mindfulness con el que podréis relajaros en 15 minutos.He llamado a este ejercicio Paseo Consciente, ya que combina un hecho tan sencillo como pasear con el mindfulness.Antes de desarrollar el ejercicio quiero detenerme a enumerar varios de los múltiples beneficios que tiene pasear tanto para nuestro cuerpo como para nuestra mente. Y lo mejor es que es un tipo de ejercicio asequible y fácil de hacer. La mayor parte de nosotros tenemos posibilidad de dar un paseo en nuestro día a día.Veamos algunos de los beneficios que nos aporta pasear:Cuando paseamos nos ejercitamos. Mejora nuestras funciones cognitivas. Mejora el estado de ánimo. Ayuda a reducir la ansiedad y el estrés. Contribuye a nuestra salud cardiovascular. Previene la osteoporosis. Ayuda a bajar de peso. Mejora la circulación sanguínea. Ayuda a dormir mejor. Ayuda a tener un buen tránsito intestinal.[vc_separator type='transparent' position='center' color='' thickness='10' up='' down='']Si a pasear le agregamos una actitud mindfulness multiplicamos sus beneficios y conseguiremos relajarnos a un nivel profundo. Vayamos pues entonces al paseo consciente:Para el paseo consciente bastan 15 minutos, aunque se puede hacer tanto tiempo como queráis.El primer paso es tan sencillo como salir a la calle y dar un paseo al ritmo que queráis (podéis hacerlo a ritmo más rápido o más lento según prefiráis hacerlo ese día).Para que el paseo sea consciente tenéis que conectar con el...

Carlos Javier López Castilla realiza un interesante trabajo de investigación en su artículo del número de septiembre de 2015 de la revista del Colegio Oficial de Psicólogos, TDAH - Papeles del psicólogo.De su introducción:El presente artículo es una invitación al debate sobre el fenómeno de medicalización en la infancia en salud mental, apelando a una toma de consciencia de los profesionales. Para ello analiza, en clave epistemológica, el ejemplo paradigmático del Trastorno de Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDA-H). Aborda la construcción social del trastorno y el tratamiento, así como algunas falacias sobre las que se apoya: TDA-H es un déficit neurológico, es diagnosticado por profesionales especializados, los tratamientos son eficaces y se realizan en interés del menor.Ya hemos aportado en otras ocasiones nuestro punto de vista sobre este controvertido trastorno (el término síndrome sería más adecuado). En nuestra opinión, y la del autor del artículo, se trata de un ejemplo perfecto de enfermedad fabricada. Como dijo Leon Eisenberg, uno de los responsables (arrepentidos) de la inclusión del TDAH en el DSM-IV (el manual que utilizan muchos psicólogos y psiquiatras para diagnosticar), resulta más facil medicar a un niño, que comprenderlo.En un hilo del foro de saludterapia, del que somos moderadores, estamos participando también para animar el debate, y darle más visibilidad a las grandes lagunas en las que se apoya este diagnóstico. Si tenéis alguna opinión o experiencia al respecto, os animamos a reflejarlas aquí o allí, tanto si sois psicólogos como si no....