CONSULTAS FRECUENTES
Psicología, psicoterapia, autoconocimiento, coaching, antropología, filosofía, arte...

Blog & Recursos

Aportaciones para la comprensión del Ser humano y el autoconocimiento de uno mismo

Carlos Javier López Castilla realiza un interesante trabajo de investigación en su artículo del número de septiembre de 2015 de la revista del Colegio Oficial de Psicólogos, TDAH - Papeles del psicólogo. De su introducción: El presente artículo es una invitación al debate sobre el fenómeno de medicalización en la infancia en salud mental, apelando a una toma de consciencia de los profesionales. Para ello analiza, en clave epistemológica, el ejemplo paradigmático del Trastorno de Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDA-H). Aborda la construcción social del trastorno y el tratamiento, así como algunas falacias sobre las que se apoya: TDA-H es un déficit neurológico, es diagnosticado por profesionales especializados, los tratamientos son eficaces y se realizan en interés del menor. Ya hemos aportado en otras ocasiones nuestro punto de vista sobre este controvertido trastorno (el término síndrome sería más adecuado). En nuestra opinión, y la del autor del artículo, se trata de un ejemplo perfecto de enfermedad fabricada. Como dijo Leon Eisenberg, uno de los responsables (arrepentidos) de la inclusión del TDAH en el DSM-IV (el manual que utilizan muchos psicólogos y psiquiatras para diagnosticar), resulta más facil medicar a un niño, que comprenderlo. En un hilo del foro de saludterapia, del que somos moderadores, estamos participando también para animar el debate, y darle más visibilidad a las grandes lagunas en las que se apoya este diagnóstico. Si tenéis alguna opinión o experiencia al respecto, os animamos a reflejarlas aquí o allí, tanto si sois psicólogos como si no....

La relajación nos aporta beneficios a nivel físico y mental
Un día más quiero compartir con vosotros una técnica para que podáis relajaros en vuestros día a día y para que podáis alejar vuestras preocupaciones. Gracias a la relajación podemos combatir el estrés y la ansiedad que están presentes en nuestras vidas, así como podemos mejorar nuestro estado de ánimo. Además, con la relajación ayudamos a que nuestro cuerpo se libere de tensiones y sobrecargas, por lo que también sentimos un beneficio a nivel fisiológico. relaxComo en otras ocasiones, os recuerdo que para practicar la técnica conviene que al principio la practiquéis  en un lugar tranquilo y a poder ser tumbados, ya que estas condiciones facilitan la relajación. Y una vez que que os veáis con soltura en la técnica, podéis aplicarla bajo otras circunstancias, sentados, de pie,... También os recuerdo que al principio debéis sólo practicar la técnica, evitando aplicarla a situaciones estresantes hasta que la tengáis bien practicada. En esta primera fase lo ideal es que podáis practicar de 3 a 7 días a la semana, unos 5-10 minutos. Y una vez que la tengáis bien practicada podéis optar por reservaros todos los días un tiempo para dedicaros a vosotros mismos haciendo relajación y/o por aplicar la técnica cuando os estéis sintiendo estresados, con ansiedad, así como con cualquier otro malestar que queráis combatir mediante la relajación.

Las personas optimistas son más capaces de alcanzar sus metas.

El dicho de "lo positivo llama a lo positivo" es toda una realidad y es que cuando pensamos en positivo tenemos muchas más probabilidades de que nos ocurran cosas buenas. ¿Por qué? Porque cuando pensamos en positivo nos enfocamos hacia las opciones más ventajosas para nosotros y somos capaces de enfrentar mejor las adversidades que se nos pogan en el camino. Además, cuando somos optimistas transmitimos mayor confianza a quienes nos rodean lo que nos puede beneficiar tanto a nivel interpersonal como a nivel profesional, la gente que transmite confianza es más capaz de alcanzar sus metas.

Así mismo, las personas positivas prefieren estar rodeadas de personas igualmente positivas, es por ello que si pensamos en positivo muy probablemente consigamos estar cerca de quienes son capaces de ver el lado bueno de la vida. ¿Quién no quiere estar con personas que contagian su optimismo? Incluso existen estudios que apoyan que el optimismo puede alargar la vida y, lo que es más importante, la calidad de vida. Como ejemplo, tenemos el estudio realizado por la Yeshiva University (Nueva York), en el cual encontraron que entre las personas de más de 100 años predominaban aquellas que eran capaces de relativizar los problemas y sacar partido a los pequeños placeres de la vida, afrotándola con optimismo.

https://www.flickr.com/photos/angeleses/8411197974/in/photolist-dPgA7J-k6aeCe-nkcNHN-gJrXY4-hc2npn-qSJoJx-iz2pE-qXxudF-275Hm-pa7eU1-4ufG4X-8LB4LK-4uBmK8-bMiWk2-9fV5rJ-uoiDNv-7Hsnfg-9EC6yN-bwUSra-5LdPJ2-8QnixB-7PeY6t-MMbZx-bsFSCk-euqhKY-76ypCE-yDc1r-a8XSgv-gteQCC-5oEpyp-hxmKVr-akpKGm-cLVM2J-o5QraW-3cxwqu-bovtZF-apb3eh-PLtq-4KdJPq-di4KN2-82qWoz-c5H2d-5jev7G-7VF6Mz-v8m4-hgFatQ-di4G3t-84USxV-iHY4K6-a24wvd

— No hay salud psicológica sin que lo esencial de la persona sea fundamentalmente aceptado, amado y respetado por otros y por ella misma. (A. Maslow)

¿Cuantas veces hemos deseado vivir la vida a través de los otros  poniendo en jaque nuestra autoestima, como si nosotros no tuviéramos una propia llena de experiencias personales que merecieran la pena ser vividas y acabamos  cotilleando y criticando al otro? Cuando esto sucede forma esporádica en un contexto social, lo podemos considerar bueno o malo, pero en ningún caso es mas que un simple comportamiento social, el problema viene cuando se cruza ese limite y esas comparaciones se vuelven recurrentes y obsesivas, en ese caso el apoyo de un psicólogo se hace necesario. Pero yo me voy a quedar en un estado anterior, cuando esas comparaciones son como una leve música de fondo que nos acompaña, y como transformarlas de fermento para una baja autoestima, a aliciente para mejorar nuestras vidas. Cuando las vidas de los que nos rodean o simplemente de los "amigos" de Facebook, son el reflejo dónde buscamos nuestras carencia, debilidades y frustraciones hay algo que no funciona. En esta sociedad hipermediática dónde lo privado ha dejado de tener ese carácter, y no hablo de la vulnerabilidad de los datos personales, si no a los que voluntaria y conscientemente compartimos en las redes sociales, han transformado la existencia de todo quisqui en un edén maravilloso, lleno de acontecimientos felices y grandes sonrisas. Buscar en esos lugares un reflejo donde mirarse resulta un viaje garantizado hacia la frustración, porque por lo general, esa manera de buscar no es mas que un acto masoquista,  que termina culpando al otro por...

[embed]https://www.flickr.com/photos/saskiabunge/10209616103/[/embed] En mi consulta de psicóloga en Madrid me encuentro a menudo con personas que tienen una baja autoestima, a las que les cuesta poner límites a los demás y hacer valer sus derechos. Como su nombre indica, la autoestima se relaciona con lo que nos “estimamos” a nosotros mismos, es decir, con lo que nos queremos a nosotros mismos (aún cuando no seamos perfectos). Por ello es importante que para cultivar una buena autoestima  desarrollemos nuestra asertividad y que hagamos prevalecer en nuestro día a día nuestros derechos personales, que nos ayudan a tratarnos con respeto y a promover nuestras necesidades. Aquí va el listado de los 12 derechos asertivos: El derecho a actuar en consonancia con promover tu propia dignidad y respeto hacia ti mismo (siempre respetando también los derechos de los demás). El derecho a que te traten con respeto. El derecho a poder decir “no” sin sentirte culpable. El derecho a experimentar y expresar tus emociones y sentimientos. El derecho a poder darte un tiempo para pensar, reflexionar y decidir. El derecho a cambiar de opinión. El derecho a pedir lo que quieres (aceptando que los demás pueden decirte que “no”) El derecho a no hacer más allá de lo que humanamente eres capaz de hacer. El derecho a pedir información. El derecho a cometer errores, el derecho a equivocarte. El derecho a sentirte bien contigo mismo. Una vez leídos, os animo a que os preguntéis si estáis ejerciendo vuestros derechos asertivos y de no ser así, ¿por qué no los estáis ejerciendo? Recordad que para tener una buena autoestima es...

Ya ninguna madre tendrá excusa para pedirle a su hijo que baje el volumen de su música heavy porque resulta que un estudio científico ha descubierto que estilos musicales como el heavy, el hardcore o el punk  tienen un efecto calmante para la ira. La Universidad de Queensland ha publicado un artículo  en cuyas conclusiones se echan abajo las teorías que afirman que la música llamada “extrema” induce a conductas violentas y agresivas. Y más allá de eso, concluye que el efecto de este tipo de música puede asimilarse al de un abrazo, ya que la persona que la escucha puede ver cómo se reducen sus niveles de estrés y hostilidad. Básicamente el estudio viene a decir que “unos señores psicólogos con bata blanca” han descubierto lo que muchos fans de este tipo de música sabían desde hace mucho tiempo: escuchar canciones de estos estilos musicales permite desfogar -de manera simbólica- la ira que a veces podemos sentir y ayuda a regular las emociones. En el estudio han participado 39 seguidores de dichos estilos musicales, de entre 18 y 34 años. A los participantes se les han inducido estados de ira hablando de temas que les provocasen malestar, como el trabajo o el dinero. Después se les ha pedido que escuchen 10 minutos de música heavy, hardcore, punk o screamo; para finalmente pedirles que permanecieran 10 minutos en silencio. El análisis de los resultados permite comprobar que los niveles de hostilidad y estrés de los participantes descienden tras escuchar la música. Si bien...