materiales-meditación

Un día más quiero compartir con vosotros una técnica para que podáis relajaros en vuestros día a día y para que podáis alejar vuestras preocupaciones. Gracias a la relajación podemos combatir el estrés y la ansiedad que están presentes en nuestras vidas, así como podemos mejorar nuestro estado de ánimo. Además, con la relajación ayudamos a que nuestro cuerpo se libere de tensiones y sobrecargas, por lo que también sentimos un beneficio a nivel fisiológico....

En estos días es muy común que podamos sentirnos con estrés o con ansiedad en algún momento. Aprovechar para dedicar un tiempo a la relajación puede ayudarnos para desconectar, para salir de nuestro estado de ansiedad o de estrés y, sobretodo, para coger fuerzas para seguir adelante en el día a día. Una de las herramientas de relajación más eficaces a la que podemos echar mano es la visualización. Dejarnos llevar mientras que elaboramos una imagen relajante en la cabeza tan sólo nos lleva unos minutos y puede marcar la diferencia a la hora de afrontar la vida con mayor relajación. Os animo a que todos lo intentéis y aprovecho para detallaros una imagen que creo os puede ser útil para alcanzar un buen estado de relajación:...

Como ya hemos hablado otras veces, aprender a relajarnos nos ayuda a reducir nuestra ansiedad, nuestro estrés y mejora nuestro estado de ánimo cuando nos sentimos con depresión.

Es importante que cuando lleguemos a casa tengamos un rincón que nos sirva como nuestro “refugio” de tranquilidad

Por todo ello es importante que cuando lleguemos a casa tengamos un rincón que nos sirva como nuestro “refugio” de tranquilidad, donde poder estar un tiempo con nosotros mismos, tranquilos, en calma y sintiendo que estamos verdaderamente en nuestro hogar. Esto nos ayudará a desconectar del ritmo acelerado que llevamos fuera de casa y nos permitirá hacer una transición entre el estrés de nuestro trabajo y nuestro espacio personal y familiar.

Para crear “mi lugar” debemos buscar un rincón en nuestra casa que nos agrade (basta con un pequeño rincón) y donde podamos estar tranquilos y solos por unos momentos. Opcionalmente podemos acondicionar este lugar con objetos que nos resulten acogedores, tranquilizadores y que los sintamos como nuestros (por ejemplo unas figuritas, unos pañuelos, láminas, algún recuerdo emotivo…)

[embed]https://www.flickr.com/photos/villamon/4468869725[/embed]

La sonrisa que reluce sobre los labios de un bebé cuando duerme —¿sabe alguien dónde surgió? Hay un rumor que dice que en el sueño de una mañana de rocío, un tierno halo de luz de una luna creciente tocó el borde de una nube otoñal que se desvanecía, y en ese instante nació. (Rabindranath Tagore, Gitanjali, traducción libre). ¿Cuántas veces al día sonríes? ¿10, 20, 400? Los poderes de la sonrisa y sus contagiososos efectos son conocidos desde numerosas culturas y tradiciones ("La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz", dice el refranero). Resulta bueno para el cuerpo, la mente y el "espíritu". Tanto es así, que cada vez existen más estudios que confirman los beneficios de sonreír, incluso cuando no se trata de una sonrisa sincera. Un problema de salud pública general es la falta de humor, de verdadero y sano humor (incluyendo el ser capaz de reírse de uno mismo), o de genuinos payasos que nos alegren la vida y nos hagan sonreír. Te retamos. Haz la prueba: intenta sonreir durante 5 minutos. Trata de ser consciente de los efectos que te produce. Hazlo como una forma de meditación breve. Simplemente sonríe y observa tu sonrisa hacer su efecto. Es probable que el mero intento ya te haga salir una sonrisa más natural. Si no es así, no te preocupes, trata de "crearla". No tiene porqué ser una sonrisa como la del joker, en realidad basta con una sonrisa a lo "Mona Lisa" :) Cuéntanos luego...