Psicólogos de diferentes modalidades de terapia.
En Madrid (y online).

Terapia Madrid

Lo habitual

Muchas veces se recurre a una terapia de apoyo a raíz de una vivencia que nos deja sin los recursos o las defensas que normalmente tenemos para enfrentarnos a la realidad (duelo, separación, estrés, ataque de ansiedad, síntomas de depresión, enfermedad, divorcio, cuidar de alguien de forma prolongada, baja autoestima…).

Otras veces no sabemos muy bien qué nos pasa o cómo explicarlo. Sentimos un malestar con nuestra forma de ser o de actuar, sin saber por qué.

En nuestra forma de trabajo no tratamos problemas, sino personas que atraviesan situaciones difíciles como:

Ansiedad y estrés

Depresión, bajo ánimo

Trastornos del sueño

Agresividad

Ansiedad social

Pánico, miedos, fobias

Baja autoestima

Terapia breve Madrid

Breve y focalizado

Debido en parte a las urgencias de nuestro tiempo, y en parte a la economía, en ocasiones es necesario un trabajo de corta duración centrado en aspectos específicos: a veces es un síntoma, como el estrés, o síntomas de ansiedad, pero otras veces se trata de un deseo de desarrollar nuestras habilidades; otras, explorar una relación que tenemos en la que estamos atascados, o a veces simplemente sentirse apoyado y acompañado en una situación transitoria difícil.

Psicólogos y coaches

Nuestros psicólogos están formados en diferentes modelos terapéuticos y herramientas, incluido el coaching.

Sobre el síntoma

Consideramos el síntoma de manera integral: como molestia puntual (dificultades para dormir, por ejemplo), y como parte visible de un malestar más amplio: más allá del síntoma.

Desarrollo personal

Conocerse a uno mismo, crecer, madurar… lo hacemos durante toda la vida. Somos seres complejos y menudo sentimos la curiosidad de profundizar en nosotros mismos, aprender a conocernos. A veces son las emociones las que resultan complejas. Otras, la necesidad es la de hacer balance para continuar el camino con ánimos renovados.

Sobre los sueños

El simple gesto de empezar a hacer caso de los sueños propios, y la posibilidad de verbalizarlos ante alguien que los valora, revela muchos mensajes al soñante.

Luis Cencillo venía a decir que todo sueño sin atender es como una carta sin abrir. Y no se trata de buscar a alguien que nos abra la carta y la lea, sino de tomarnos el trabajo de intentarlo, y si no conseguimos “leer” nada, buscar a alguien formado que nos ayude a descifrar aquel mensaje desde nosotros mismos.



También realizamos evaluación, diagnóstico y terapia de “problemas clínicos específicos” como depresión, ansiedad, adicciones, estrés postraumático, trastornos de la alimentación… Considerándolos dentro de un modelo integral de la persona.


Cada proceso terapéutico es diferente y único.

Maduración y crecimiento

A veces una terapia puede servir para facilitar en un momento determinado nuestra propia maduración como persona, para evolucionar y aprender. Algo que hacemos durante toda la vida.

Revisión. Aceptación.

Otras veces aporta la posibilidad de hacer balance, una revisión o reconocimiento de uno mismo, que nos permite afrontar el mundo desde una posición más libre y espontánea.

Conexión

A veces, la terapia también nos facilita la posibilidad de conexión con una inteligencia profunda y creativa, escondida en lo más recóndito de nuestro ser, y que muchas veces desatendemos y pasamos por alto por las urgencias y dinámicas en las que estamos metidos. Los niños suelen crear desde ella.

Acompañamiento

Y otras veces se trata de la necesidad de sentirse acompañado en situaciones difíciles y crisis.


Para ampliar información puedes seguir consultando nuestra web o contactar con nosotros para una primera consulta gratis con uno de nuestros psicólogos.

Los comentarios están cerrados.